Maravillas naturales en Navalagamella

Este es uno de los términos municipales más grandes de Madrid, con 76 Km2. Está en la sierra oeste, junto al río Perales. Su confluencia con el arroyo de Valdeyernos le incluyó en el catálogo de espacios naturales de la Comunidad de Madrid. El entorno paisajista se enclava dentro de la Zona Especial de Protección de Aves (ZEPA) de los ríos Cofio y Alberche. Las aguas del Perales atraviesan este municipio, lo que concede unas condiciones óptimas para diversas especies de flora y fauna.

Río Perales

El río Perales, frontera natural con Valdemorillo, esculpe variados y vistosos paisajes a su paso por Navalagamella. Entre ellos está, por ejemplo, la Presa del Cerro Alarcón. También dentro del término, a lo largo del cauce de este afluente del Alberche, todavía pueden verse los restos de antiguos molinos harineros y puentes medievales. Algunos se contemplan al realizar la ruta de senderismo de los Molinos harineros del Perales.

Ruta de los Molinos

Una ruta de senderismo transcurre junto al cauce del río Perales, sin duda un destino particularmente especial en otoño y primavera. El paseante no sólo puede disfrutar del paisaje, sino que también encontrará los restos de un puente medieval y de cinco molinos junto el curso del río: el Molino Alto, el Molino de la Hondilla o de Baltasar, el Molino Serrano, el antiguo Molino del Real Monasterio de El Escorial y el Molino de Navacerrada. La ruta cuenta con buena señalización, paneles informativos y merenderos.

Mirador del Hondillo

El Hondillo es un arroyo que forma un vistoso valle en la zona norte del casco urbano del pueblo. Está rodeado de pinos, enebros, jaras y encinas y puede contemplarse desde un mirador que toma su nombre: el mirador del Hondillo. En días despejados, el horizonte presenta otro espectáculo, el de la sierra de Guadarrama, cuyos vientos convierten al cercano barrio de San Sebastián en uno de los más frescos del pueblo.

Aves protegidas

Si uno levanta la vista hacia el cielo, quizás pueda observar algún ejemplar de las aves protegidas que subsisten en la comarca, pues Navalagamella está incluida en la Zona de Especial Protección para las Aves (ZEPA): águilas, buitres, buhos, patos, cigüeñas... Además de aves, el campo tiene inquilinos de otras especies como zorros, liebres, perdices y conejos.

Flora variada

Encinas, enebros, fresnos, carrascos, retamas, tomillos, jaras, chaparras, álamos, pinos negrales, pinos piñoneros, olivos, morales e higueras pueblan los prados y montes de este municipio. Aunque la vegetación predominante es el encinar, en la zona norte del término hay algunos robles, y junto a los cursos de agua también se dan los arbustos de cornicabra y retama. El paisaje lo completan eras, antaño dedicadas a la siembra y siega, olivares centenarios y viñedos.

Cañada Real

La ubicación geográfica de Navalagamella la hizo ser cruce de caminos, pues su tierra está atravesada por diversas vías pecuarias, entre las que destaca la Cañada Real Leonesa, que bordea el casco urbano. Unos peculiares mojones marcan el trazado de estas cañadas por donde antaño se trasladaba el ganado en busca de mejores pastos y huyendo de la meteorología adversa. La naturaleza también ha tenido caprichos como la "peña gorda" o el monte Calvario, dos miradores naturales desde donde puede divisarse el pueblo.

Logotipo de Alojamientos Rurales La Aldaba Alojamientos Rurales La Aldaba
Navalagamella (Madrid)
laaldaba@navalagamella.com
© Aldaba Antiqua S.L. 2005-2019
Proyecto desarrollado con el apoyo de:
Logotipo del Consorcio de la Sierra Oeste de Madrid Logotipo de los Fondos Proder de la Unión Europea
Diseño web y hosting: Grupo AGD